11 Tips para fotografia de vida salvaje

Esta nota fue publicada hace unos meses atrás en mi pagina de facebook de fotografía, Ahora que he reflotado el blog,  me pareció adecuado trasladarla aqui.
En ella vas a encontrar los 11 tips que normalmente utilizo cuando salgo a fotografiar animales.
Todos estos consejos no están copiados de ningún libro o revista, sino que estan basados en experiencias de campo personales. 

1 – Deja que los animales manejen el espacio

Este es uno de los puntos mas importantes y que no solamente me ha ayudado a tomar  mejores fotografías, sino también para mantenerme a mi y a los animales que me sirven de modelo, libres de conflictos indeseados. Uno de los principales errores de los fotógrafos que visitan las áreas naturales, es que ni bien encentran un animal, se abalanzan sobre el. Algunos utilizan el vehículo, otros mas inconscientes, simplemente se aproximan a pie. Sin saberlo, al actuar de esa manera, lo único que estamos haciendo es invadir el espacio personal del animal. Todos los bichos tienen un círculo imaginario alrededor de si, que representa su área de seguridad. Dependiendo de la especie, de la época del año, el sexo e incluso del individuo, las dimensiones de este círculo pueden variar sustancialmente. Cuando nos aproximamos al límite de dicho circulo, el animal reaccionara enviando una señal para hacernos saber su estado de ánimo. El gran problema es que la enorme mayoría de la gente ignora estas señales y continúa avanzando. Una vez que penetramos dentro del circulo de seguridad de un animal este reaccionara de dos maneras posibles. La mas probable es que huya a ocultarse, lo que no solo arruinara nuestras posibilidades de fotografía, sino también las de otros fotógrafos que llegaran luego. La segunda y mas grave, es que intente defenderse. Esto se da generalmente en animales con crías, predadores o megafauna como búfalos, elefantes, grandes cérvidos o animales que se sienten acorralados o sorprendidos a corta distancia. La mayoría de los accidentes graves o fatales entre animales salvajes y personas se producen en este tipo de situaciones Mi técnica es siempre dejar que el animal maneje el espacio. Cuando encuentro alguna especie que quiero fotografiar, me limito a detender mi vehículo a una distancia prudencial y espero en silencio. De esta manera los animales se habitúan a mi presencia y al ver que no represento ningún peligro, se acercan solos. Así es como logré primeros planos muy difíciles de conseguir, como por ejemplo el retrato del lobo negro que se ve debajo. El lobo es un animal extremadamente tímido que rara vez puede contemplarse en estado salvaje a una distancia menor a 100 metros.
Este “negrito” estaba a no mas de 6 metros de la ventanilla de mi SUV
DSC_1141 (2017 edition)

2 – Utiliza el equipo adecuado

Todas estas fotos que publico regularmente están tomadas con equipos adecuados, especialmente diseñados por los fabricantes para tal tarea. No intentes hacer lo mismo con la cámara de tu teléfono celular o con una cámara compacta concebida para tomar fotos casuales. La cámara del teléfono esta hecha para que te tomes selfies, fotografíes momentos con tus amigos y ocasionalmente algún paisaje. No están pensadas para fotografiar animales salvajes. A lo largo de estos años he visto decenas de personas poner en riesgo su vida aproximándose a animales potencialmente letales con el teléfono en mano, esperando hacer un retrato digno de tapa de National Geographic. Además de no obtenerlo, lo único que están haciendo es poner en riesgo su propia integridad física y la del propio animal. Si querés dedicarte a esta apasionante actividad vas a tener que invertir en el equipo adecuado. No es necesario gastarse 4.000 dólares en una cámara y otros 5.000 en un objetivo de 600 milimetros. Hoy en día existen equipos mucho mas asequibles, pudiéndose conseguir un combo de objetivo de 300 mm, mas un cuerpo DSLR por un monto inferior a los 1.000 dólares. Es verdad que las cámaras costosas son mas rápidas, tienen mejores accesos directos y un mejor sistema de enfoque, pero eso no significa que no puedas hacer buenas fotografías con cámaras mucho mas económicas. Un ejemplo es la fotografía de los elefantes de abajo. Tomada en Namibia en 2007 con una Nikon D50. Una cámara antigua, de solo 6.0 Megapixeles, 5 puntos de enfoque y un disparo en ráfaga de 1.5 fotos por segundo. Es todo cuestion de arte y practica

Etosha (43)

3 – Conoce lo que fotografias

Hacer fotos bonitas de animales no se limita a salir de safari con la cámara y disparar a cuanto bicho vemos. Para encontrar muchos de esos modelos y luego conseguir imágenes potentes y de buen impacto hace falta conocer muy bien lo que se esta fotografiando. Detrás de cada una de las imágenes que publico hay horas y horas de investigación, ya sea por internet, documentales, revistas y libros. La mejor información siempre la encuentro en mi colección de libros o publicaciones especificas. Si uno echa un vistazo a mi biblioteca encontrara que dentro de un conjunto de cien libros, noventa y tres corresponden temáticas de biología y comportamiento animal y solo siete a técnicas fotográficas. Conocer a nuestros modelos es esencial para obtener buenas fotografías. No solo nos rebelan aspectos muy interesantes de la vida de los animales, sino que en muchas ocasiones incluso nos ayudan a predecir ciertos comportamientos y a anticiparnos a la acción. Muchas de mis fotos mas impactantes las logre gracias a poder predecir que iba a hacer mi modelo y asi estar totalmente listo para disparar en el momento adecuado. Lograr predecir comportamientos requiere muchas horas de lectura y observación.
Para hacer la foto del caimán de abajo, puse en práctica algunos de esos conocimientos previos sobre la biología del animal.  Fue en 2006 cuando encontré este caimán descansando sobre una isla flotante en los Esteros del Iberá (Argentina). Aun tenia la piel húmeda y las fauces cerradas lo que le quitaba espectacularidad a la imagen. Sabía que los caimanes al ser animales de sangre fría salen del agua para asolearse y elevar su temperatura corporal. A veces cuando la temperatura sube demasiado, estos cocodrilianos abren la boca para permitir que el aire penetre en su interior y refrigere los capilares que irradian la boca, ayudándolos a bajar la temperatura corporal como si fuera un sistema de aire acondicionado natural.  Siendo ya entrada la tarde supuse que el caimán abriría la boca (O se meteria en el agua) así que decidir quedarme a esperar que lo hiciera. Y así fue, al rato de estar al sol, el reptil abrió las fauces de par en par para dejar que el aire penetre en su interior. En este momento yo ya estaba con la cámara lista para disparar en la posición mas adecuada para aprovechar la luz del sol poniente, lo que me dio como resultado una fotografia de mucho mayor impacto.

Caiman06

4- Conoce bien tu equipo.  

Otro aspecto fundamental en la fotografía de vida silvestre es conocer muy bien el equipo que estas utilizando La mayoría de la gente, al comprar una cámara, inmediatamente sale a sacar fotos con ella sin siquiera reparar unos pocos minutos en el manual de usuario. Los manuales de las cámaras están repletos de información útil que nos enseñaran a dominar todas las funciones de la cámara y que por las cuales hemos pagado. Vale la pena quedarse una tarde leyendo el manual en compañía del equipo o mejor aun salir a hacer fotos junto con el manual y experimentar cada una de las funciones. Conocer hasta donde podemos subir la sensibilidad ISO sin afectar demasiado la calidad, encontrar una combinación ideal entre distancia focal y velocidad de obturación, como funcionan los puntos de enfoque, el bloqueo de exposición y foco, el sistema de estabilización incorporado en la mayoría de los teles modernos, el buffer de almacenamiento y el disparo en ráfaga, o simplemente la nitidez que ofrecen nuestros objetivos zooms de acuerdo a la distancia focal que apliquemos , son algunos conceptos que nos serán de gran utilidad a la hora de hacer fotos durante el safari. Cada modelo de cámara y objetivo se comporta de manera diferente. Unos son mas rápidos para enfocar, otros producen menos ruido a isos altos, otros disponen de mas o menos accesos directos. La capacidad de cambiar rápidamente la configuración de una cámara, dependerá de cuan bien la conozcamos y en fotonaturaleza la rapidez siempre se paga extra. Recordemos que nuestros modelos no son personas que posan en el sitio que les indicamos por el tiempo necesario. Los animales van a su bola, aparecen y desaparecen con rapidez y sin previo aviso. A veces se sitúan en un entorno sombrío, otras en un entorno muy luminoso, a veces lejos, otras veces cerca, se mueven, se quedan quietos. Poder hacer buenas fotos dependerá de que tan rápido podamos modificar la configuración de la cámara de acuerdo al momento. Muchas cámaras traen bancos de memoria donde podemos grabar configuraciones de acuerdo a lo que estamos fotografiando, lo que simplifica la tarea enormemente, pero para lograr un correcto set up tenemos que conocer muy bien nuestra cámara y los objetivos a utilizar. Conocer la cámara y sus funciones me ayudo para esta imagen del tigre en las sombras tomada en India. Utilice la medición puntual de la cámara, el histograma para guiarme, y el control de compensación para lograr una correcta exposición sobre el ojo del animal alumbrado únicamente por un rayo de luz que se filtraba entre el dosel de la selva.

_DSC7295

5- Dedicales el tiempo que merecen

Dedícale tiempo a una especie en concreto. No saltes de una a otra en el afán de tener una colección de fotos el primer día. Un error típico de los fotógrafos de naturaleza recién iniciados es que saltan de un sitio a otro sin ni siquiera dar tiempo a que algo interesante suceda Eso se ve muy claramente en los safaris fotográficos de África. La gente se sube al Land Rover y salen a hacer fotos. Encuentran un grupo de leones, se quedan 15 minutos, los acribillan a fotogramas y continúan buscando elefantes, jirafas, leopardos, etc. Al final del safari tendrán una cantidad enorme de fotografías de muchísimas especies diferentes, pero pocas de esas imágenes realmente valdrán la pena El fotógrafo profesional en cambio prefiere sacrificar lo que posiblemente encuentre después y se queda con un solo animal, buscando la foto perfecta. Utiliza los tiempos de una manera diferente, mucho mas pausado y prefiere llevarse fotos de pocas especies, pero realmente buenas. Un ejemplo claro es cuando fotografié este leopardo. Había pasado cerca de 2 meses y medio intentando fotografiar uno de estos animales en libertad. Lo mas cerca que había estado fue en el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica y si bien la fotografía era nítida y tenía buena iluminación, distaba mucho de ser lo que buscaba. Finalmente encontré este leopardo en la copa de una acacia en el Parque Nacional Serengeti. Había cazado un antílope así que tenia garantía que permanecería en las inmediaciones hasta que la presa fuera totalmente consumida. Así que decidí sacrificar dos días enteros para quedarme junto al leopardo. Durante ese lapso de tiempo pude fotografiarlo en todas las posturas habidas y por haber, diferentes iluminaciones, distancias, logrando asi,  esta silueta del felino a contra luz durante el anochecer. En foto naturaleza es preferible poco pero bueno a mucho pero mediocre.

_DSC0506

6- Automatismos? SI

No le tengas miedo a los automatismos de la cámara. Has pagado por ellos y son un herramienta sumamente útil a la hora de fotografiar naturaleza Existe, sobre todo en Siento contarte que si sigues esta regla en fotonaturaleza, vas a perder miles de imágenes. La fotografía manual es muy interesante y todo fotógrafo que se precie debe saber dominarla, pero eso no significa que deba renunciar a los automatismos que las cámaras incorporan.  En fotografía de moda, de paisajes el modo manual funciona a la perfección, pero en fotografía de vida salvaje nos puede hacer perder cientas de oportunidades únicas e irrepetibles.  Fotografiar aves en vuelo o animales que se mueven rápidamente utilizando el foco manual es prácticamente imposible, una autentica perdida de tiempo y fotos. Con esto no te estoy diciendo que utilices la cámara siempre totalmente en automático, pero si que sepas usar una buena combinación de manual y automático con la cual te sientas cómodo y agilice tu trabajo. Cada fotógrafo tiene su combinación favorita, no hay una formula mágica general. Algunos juegan con el ISO, otros prefieren jugar con la apertura y dejar que la cámara se encargue de la velocidad o viceversa Mi configuración favorita es la prioridad de velocidad en la cual yo controlo la velocidad y dejo que la cámara configure automáticamente la apertura y la sensibilidad. Eso me permite evitar fotos trepidadas producto de la distancia focal y el peso de los grandes objetivos. El foco automático lo utilizo siempre, generalmente con enfoque en punto único, pero en caso de animales de movimientos rápidos o aves en vuelo prefiero cambiar a los sistemas de enfoque dinámicos de varios puntos o incluso el 3D. No pierdas fotografías por hacerte el macho Alfa de la fotografía. Acá lo que vale son las imágenes buenas e impactantes, no fanfarronear en foros de internet y reuniones de fotógrafos sobre el uso del equipo.

_AGM2526

7- No ignores a los pequeñitos

Muchas de las mejores y mas premiadas fotografías de animales han sido hechas sobre animales no tan espectaculares como podría pensarse. Tiene mas poder una excelente fotografía de una simple ardilla que una mala fotografía de elefante Un error común durante los safaris es que la gente se desespera por encontrar y fotografiar los animales estrella como osos, lobos, leopardos, tigres, leones y elefantes y sin darse cuenta se están perdiendo un mundo entero y excelentes oportunidades para hacer fotos espectaculares. A mi me toco aprender esta lección de la manera mas dura. En 2014 viaje a La India con el objetivo de fotografiar a los tigres en su ambiente. Era tal la desesperación por encontrar al rey de la selva india, que pasaba los safaris yendo de un lado al otro e ignorando todo lo demás. Pasaron junto a mi tropas de monos langures, manadas de ciervos axis, elefantes, búfalos, pavos reales y yo sin darles importancia porque estaba demasiado compenetrado en encontrar y fotografiar el tigre. Finalmente tuve mi encuentro con el felino en el parque nacional Kanha pero la luz era mala, el animal estaba muy cubierto y era prácticamente imposible hacer un correcto enfoque entre el matorral, incluso usando el foco manual La decepción llego después, cuando al llegar a mi casa me encontré que prácticamente no tenia fotos de fauna india, había desperdiciado excelentes oportunidades por un estúpido afán. Incluso las fotos del tigre que logre hacer, eran mediocres y no valían la pena el dinero y el tiempo que invertí en viajar al otro lado del mundo. Con esa lección aprendida, decidí repetir el viaje en 2018 pero con otra filosofía. Iba decido a hacer fotografías de la fauna de la India, y el tigre seria solo un plus. Si aparecía bien, si no lo hacia por lo menos traería bonitas imágenes y el viaje no habría sido en vano. El cambio de actitud y de objetivos me dieron un resultado increíble. No solo pude hacer buenas imágenes de ciervos, antílopes, monos, jabalíes y bisontes, leopardos, sino que por cosas del destino, tuve 36 encuentros con tigres de los cuales pude hacer las fotografías que siempre había deseado. En la comparación de abajo se puede ver como con una pequeña ardilla terrestre de Columbia se puede lograr una imagen muy superior a la de un elefante africano.

www

8 – Paciencia

La paciencia es uno de los puntos clave en fotografía de vida silvestre. Otro de los principales errores de muchos fotógrafos que se inician (Y algunos con experiencia también) es no esperar el tiempo suficiente. Ven el sujeto, hacen algunos disparos y se marchan. Generalmente cuando se van, es cuando lo bueno sucede . En esta actividad es mejor esperar, ya encontramos lo que buscamos, la luz no es buena, quizás nuestro animal esta descansando, en una posición poco favorable o con la cabeza metida entre la hierba donde no para de comer, pero si somos pacientes seguramente algo sucederá. Lo mejor en estos casos es aguardar con la cámara lista. Pueden ser 5 minutos o incluso horas y horas, pero la paciencia casi siempre se ve recompensada. Fotografiar animales silvestres es muy parecido a cazar y una de las principales cualidades de todo cazador es la paciencia. Si lo trasladamos al mundo animal, no hay cazadores mas eficientes que los felinos y es increíble ver la paciencia que tienen estos animales para dar caza a sus presas. Son capaces de acechar a una presa por periodos de horas, sin apenas moverse, esperando el momento justo y la distancia ideal para lanzarse. Durante un viaje a Serengeti pude contemplar una leona escondida detrás de un arbusto mientras acechaba un rebaño de cebras sedientas. Para llegar al agua tenían que pasar muy cerca de la posición de la leona, la cual solo tenia que esperar. Estuve allí por un espacio superior a 3 horas y la leona apenas se movió. Una lección dictada por la reina de la caza que resulta de mucha utilidad para los cazadores de imágenes.

_DSC1796

9 – Levantate temprano

“Al que madruga, Dios lo ayuda” dice el conocido refrán. No se si puede aplicarse a todas las actividades que desarrollamos en la vida, pero si adapta muy bien a la fotografía de naturaleza: Si se quiere sacar un máximo provecho de una salida fotográfica, vamos a tener que abandonar la cama muy temprano, cuando todo el mundo aun duerme y de esa manera poder estar en el campo antes de la salida del sol. Hay muy buenos motivos para hacerlo La gran mayoría de los mamíferos tienen picos de actividad durante el amanecer y el atardecer, cuando es mas sencillo toparse con ellos. Luego de las 10 de la mañana y hasta las 4 de la tarde, se retiran a descansar y su actividad decrece notablemente. La hora en que salimos de safari tiene un papel determinante a la hora de determinar el éxito o el fracaso de la excursión. Las horas que anteceden a la puesta del sol también son muy productivas y además brindan una luz aun mas dorada y suave que durante la mañana, pero en mi opinión las posibilidades son algo menores. Generalmente a últimas horas de la tarde, ya muchos coches con fotógrafos y turistas han pasado por la zona y los animales mas tímidos seguramente han elegido apartarse a sitios mas retirados, en cambio en horas de la mañana, los caminos aun están vírgenes, nadie los ha transitado durante la noche y los animales se aproximan a ellos e incluso los utilizan para desplazarse de un sitio a otro ya que les es mas sencillo que hacerlo por allí que por el bosque, el pastizal o la nieve profunda. Llegar primero es una estrategia que me ha servido muchísimo fotografiando lobos en Canadá y tigres en La India, donde mi conductor me pasaba a buscar a las 4:30 AM, nos dirijiamos a la entrada del parque , me colocaba primero en la fila y dormía hasta que las puertas se abran a las 6:00 AM. Una anécdota interesante me sucedió en el Cráter del Ngorongoro en 2014. Eran las 4 de la mañana, aun la luna luchaba por hacerse notar a través de un manto de bruma matinal. Sin desayuno plegué la tienda de techo y puse mi Land Rover en marcha para ser el primero en descender al cráter. El motor de mi todoterreno despertó a algunos visitantes que acampaban a mi alrededor. Mientas ellos apenas se estaban apenas levantando, yo ya estaba en marcha Fui el primero en ingresar al cráter y en esos 90 minutos que les saque de ventaja a los dormilones, pude ver y fotografiar 26 leones en plena actividad, algunos muy cerca de mi vehículo y hasta asistir a una cacería exitosa de un búfalo y su cría. A eso de las 10 de la mañana me encontré con los turistas que compartían mi campamento y me preguntaron si había visto algún león. Ellos llegaron 90 minutos mas tarde y hasta el momento no habían visto ninguno. A esas horas, cuando el calor ya empezaba a apretar,, los leones se retiran a descansar panza arriba a la sombra de algún arbusto. Ese momento de inactividad cercano al mediodía es el mejor momento para regresar y hacer todas las tareas que dejamos pendientes. En fotografía de fauna, primero el safari, después el desayuno, el aseo personal y el orden de los objetos personales

_AGM8332

10 –El vehiculo, tu mejor escondite

Una de las frases que mas escucho cuando hablo con la gente sobre mis fotos es “Debes caminar muchísimo por el bosque para conseguir esas fotos”. La respuesta generalmente decepciona y es un NO rotundo Salvo en casos muy puntuales como por ejemplo los orangutanes en la selva de Borneo o los dragones de Komodo, a cuyo territorio únicamente se puede acceder a pie, mi sitio favorito para fotografiar es desde la seguridad de un vehículo todo terreno. El vehículo todoterreno es tu mejor aliado para conseguir planos cortos, ya que no solo funciona como un sitio seguro donde apostarnos, sino que también es un escondite excelente. La mayoría de animales le tienen terror a la figura humana. Al tener sentidos mucho mas agudos que los nuestros, los animales nos evitaran cuando vamos a pie. Nos detectan mucho antes que nosotros podamos hacerlo y se ocultan. Y aquellos que no se ocultan y no muestran el natural temor al ser humano, pueden transformarse en un peligro al cual es mejor evitar. En cambio cuando estamos a bordo de un vehículo, a los animales no parece importarles en lo mas mínimo nuestra presencia. Se muestran totalmente indiferentes, caminando alrededor del coche sin siquiera reparar en nosotros. En India he tenido tigres tan cerca de mi vehículo que incluso podía sentirles el olor. Eso te da la oportunidad de hacer buenísimos primeros planos. Una vez escuche una teoría de que los animales creen que el vehículo es un animal mas, apoyado sobre cuatro patas (Las ruedas) y no lo relacionan con los humanos. Lo verían como un bicho grande y pacifico que no representa una amenaza. Es muy probable que esta teoría sea cierta ya que solo basta con abrir la puerta y bajar del vehículo para que el animal, que estaba a escasos metros, entre en pánico y se aleje. Además representa una protección cuando fotografiamos animales potencialmente peligrosos, no solo brindándonos un refugio en caso que las cosas se compliquen, sino también velocidad suficiente como para abandonar la zona en caso de ser necesario. Es verdad, hay animales que literalmente puede destrozar un vehículo (Rinocerontes, Elefantes) pero aun así es mucho mejor enfrentar la carga de uno de esos animales dentro de un vehículo carrozado que a pie y sin ningún tipo de barrera o protección.

32251555825_2aeefd1a08_o

11 – ETICA por favor

En fotografía de vida salvaje hay una serie de reglas no solo destinada a hacer la actividad mas justa sino también a proteger a los animales que fotografiamos. Ese por ese motivo que los principales concursos fotográficos tienen reglas muy estrictas sobre esto Fotografiar en zoológicos no esta mal, de hecho son un excelente lugar donde practicar y donde pueden desarrollar la actividad aquellos que no pueden costearse un viaje a África. Pero por favor, no digas que las fotos las sacaste en la selva. Siempre es bueno aclarar que fueron tomadas sobre animales en cautiverio. A la hora de fotografiar en un zoológico, también es muy importante evaluar el tipo de zoo donde vamos a concurrir. Siempre debe elegirse centros zoológicos modernos y seriamente involucrados con la conservación y el bienestar animal. Evitar siempre esos “zoologicos” donde los animales están en pésimas condiciones, con muestras de stress y encerrados en jaulas reducidas que no recrean en lo mas mínimo el hábitat natural de la especie. Otra practica muy cuestionada y totalmente antiética es utilizar cebos para atraer animales para fotografiar. Eso no solo viola las leyes de la ética del fotógrafo de naturaleza, sino que también tiene impacto en los animales, ya estamos interfiriendo en sus vida. Quizás un animal atraído por la carnada deja de seguir a una hembra en celo, lista para ser fecundada terminando con su posibilidad de reproducirse. En otros casos los animales se empiezan a acostumbrar a ser alimentados y dejan de ejercer presión sobre presas naturales. En muchos casos los animales empiezan a relacionar la comida con los humanos, le pierden el miedo natural a este y se transforman en animales peligrosos. En el parque nacional Banff, en 2016 tuvieron que sacrificar a la hembra alfa de la jauría de lobos, a causa que se había habituado a visitar campamentos y consumir la comida que la gente les dejaba. Se había vuelto agresiva y osada y tuvo que ser sacrificada, dejando 3 cachorros huérfanos que no lograron sobrevivir y que al final tuvo impacto sobre la manada entera, diluyéndola. Alimentar un animal salvaje es condenarlo a muerte. Muchas de estas practicas se han visto en los últimos concursos de fotografía, incluso en uno de ellos se utilizo un oso hormiguero disecado. En la mayoría de los casos terminan con la descalificación del fotógafo En fotografía de vida salvaje la mentira tiene patas muy cortas y aquellos que estamos hace años en el asunto, no, nos es difícil detectar una imagen tomada sobre animales cautivos o utilizando cebos

 

Texto y Fotografias : Copyright 2018 © Gaston Maqueda Photography

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s